BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Home / Equipos / Consejos para comprar tecnología de segunda mano

Consejos para comprar tecnología de segunda mano

Muchos os identificaréis con lo siguiente: nos encanta la tecnología pero a nuestros bolsillos no tanto. Querer tener el último móvil o la última consola a la larga sale caro, sobre todo cuando los catálogos se renuevan rápidamente. Por ello, comprar tecnología de segunda mano puede ser una opción perfecta para encontrar equipos y gadgets que han reducido drásticamente su precio pero cuyas características siguen siendo muy válidas.

Sin embargo, la idea de comprar un producto tecnológico que ya ha sido usado no está exenta de dudas: ¿Aguantará la batería? ¿Me están timando? Te dejamos una serie de consejos para comprar tecnología de segunda mano, con la colaboración de entidades dedicadas a este mercado como Cash Converters, eBay, Segunda Mano y Selltag.

¿Es habitual comprar tecnología usada?

Rotundo sí. Todas las plataformas contactadas para este especial han coincidido en señalar que la tecnología es una de las categorías más destacadas, y, en muchos casos, ocupa la primera posición por delante de moda, hogar y decoración y partes de motor.

Además, dentro de la categoría tecnológica, los móviles son siempre los reyes. Según eBay, cada 2,5 minutos se compra un teléfono móvil en eBay.es y cada minuto se compran siete accesorios para el móvil.

Además, cada hora se compran siete ordenadores y cada minuto se compra un accesorio para ordenador o tablet.

La responsable de comunicación de eBay en España, Cristina Gómez Molina, ha explicado que esto se debe a que “cada vez que sale un dispositivo nuevo hay mucha gente que quiere vender su teléfono anterior para obtener dinero adicional para comprar el siguiente“. Corroborando esto, el responsable de comunicación de Selltag, Jonathan García, ha subrayado que se dispara la venta de iPhones cuando sale un nuevo modelo.

Asimismo, en Segundamano.es destaca también la compraventa de consolas y videojuegos, “sobre todo la demanda de diferentes versiones de PlayStation”.

Dónde comprar tecnología de segunda mano

Selltag segunda mano
FOTO: Selltag

Como ocurre con cualquier otro producto, puedes comprar tecnología de segunda mano en Internet o en comercios especializados:

Tiendas físicas: existen cadenas como Cash Converters y tiendas de barrio que se dedican a la compraventa de artículos de segunda mano. La ventaja evidente es que se puede ver y probar el artículo allí mismo, y contar con el asesoramiento del dependiente para preguntar lo que sea.

Internet: eBay, donde existe también la modalidad de subasta; Segundamano.es, una web española que pone en contacto a vendedores y compradores, aplicaciones móviles como Wallapop (basada en proximidad) o Selltag (revisan los anuncios para eliminar productos basura), páginas de anuncios clasificados, foros… Cash Converters también tiene una tienda online.

Sistemas de confianza

Le estoy comprando a un completo desconocido… ¿Cómo sé que no me está timando? Es una pregunta de lo más frecuente, por lo que muchas de estas plataformas tienen mecanismos para dar confianza al usuario.

eBay, por ejemplo, cuenta con un sistema de votos con el que los compradores puntúan al vendedor según la experiencia que han tenido. Así, si un usuario tiene muchos votos positivos es un indicador de que es serio y de que ofrece una experiencia satisfactoria. Este modelo de reputación de usuarios es el más frecuente en muchas plataformas de compras, sean o no de segunda mano, como Aliexpress.

Por su parte, los artículos publicados en Segundamano.es son revisados antes de que se publiquen en el portal a través de un sistema de filtros. La plataforma también cuenta con un equipo de expertos en moderación y fraude para garantizar la seguridad de los anuncios.

Además, como ha señalado en declaraciones a Giganima el responsable de Calidad y Contenido de Segundamano.es, Jordi Jo,los propios usuarios son muy colaborativos y nos comunican cualquier irregularidad que detectan en los anuncios, desde que un anuncio sigue activo pese a que el producto se ha vendido, hasta que un número de teléfono no es correcto.”

confianza online
FOTO: Truthout.org CC

Selltag va un poco más allá y pide a los usuarios que verifiquen su cuenta con el número de móvil, para que éste haga como de “DNI”, único de cada usuario. “Si vas a timar, no das tu número de móvil”, ha argumentado el responsable de comunicación de Selltag, Jonathan García.

Asimismo, el registro se hace vinculando las redes sociales personales al perfil, y los usuarios que lo hacen “generan mucha más confianza que los que no las tienen”. Por ello, no se permite registrarse dando únicamente un e-mail, ya que, según García, “la mayoría de fraudes en Internet se producen usando cuentas de email de usar y tirar, por lo que queremos poner las mayores pegas posibles a los estafadores”.

En cuanto a las tiendas físicas, suponen un plus de confianza para el comprador ya que en casos como en el de Cash Converters se da una garantía y se sabe que han pasado una revisión mínima.

Según ha explicado a Giganima la Brand Manager de Cash Converters, Rosa Reyes, para que ellos compren un móvil que después pondrán a la venta éste tiene que venir cargado y con su cargador original. En la tienda se le hace una revisión de diez puntos, que incluye que el teléfono pueda realizar y recibir llamadas, coger cobertura, etc. Más tarde, comprueban con datos de la policía que el producto no sea robado; también por eso la tienda se queda copia de los DNI de las personas que les venden artículos y este documento se adjunta al contrato de compraventa.

Por otro lado, la empresa acondiciona los teléfonos y los limpia. Por ello, pueden dar al venderlo una garantía de un año de funcionamiento. “Los probamos muy bien antes de comprarlos porque la garantía la damos nosotros, no el fabricante“, ha explicado Reyes.

¿Cuando sí debo desconfiar?

El responsable de Calidad y Contenido de Segundamano.es, Jordi Jo, ha recomendado desconfiar de los anuncios que piden enviar dinero como entrada, señal, garantía, gastos de envío o por cualquier otra razón, y de los que piden enviar dinero solamente a través de pagos que después no se pueden reclamar.

Según Segundamano, otras razones para desconfiar son:

  • PRECIOS excesivamente baratos.  Demasiado llamativo para ser verdad.
  • El vendedor/comprador reside en el EXTRANJERO (Nigeria, Londres, Alemania, etc.)
  • En el texto del anuncio figura: “SÓLO contesto al e-mail”.
  • Anuncios en inglés, mal redactados, o con una mala traducción al castellano.
  • TELÉFONOS que no existen, Poblaciones y Provincias que no concuerdan (London/Barcelona,…)
  • E-mail o Nº DE TELÉFONO EXTRANJERO en el texto del anuncio.

Selltag también aconseja tratar los “precios ganga” con pinzas: “Puede tratarse de una falsificación o que esté averiado. En el caso de que sea un precio inferior a lo que esperabas, consulta al vendedor el motivo de esa bajada (posible deterioro, fallo batería…).”

Al final, como ha apuntado la responsable de comunicación de eBay en España, Cristina Gómez Molina, se trata de comprar “con sentido común“, especialmente si se detecta “algo que no esté del todo claro”.

¿Hay incidencias?

Evidentemente, en un mercado tan grande hay incidencias, pero el porcentaje sobre el total de transacciones en las plataformas principales es bastante bajo y todas trabajan para reducirlo más. Según García, de Selltag, “el porcentaje no es en realidad tan alto como se cree, es más bien un prejuicio del sector”.

Según eBay, las actuaciones problemáticas dentro de su plataforma “han disminuido un 50% en siete años” y actualmente el 99% de las transacciones son satisfactorias.

En Segundamano.es, “gracias al equipo de personas dedicadas exclusivamente a detectar fraude) y al sistema de filtros, la tasa de fraude detectada no supera el 0,04%“.

Formas de pago

Pago online
FOTO: Steven Depolo CC

La mejor para que no nos estafen es en persona, porque podemos ver y probar el dispositivo nosotros mismos. “Es aconsejable llegar a un acuerdo para poder ver el producto e inspeccionarlo antes de la compra. Antes de cerrar la transacción, asegúrate de que el producto cumple con lo que esperas de él; así evitarás posibles inconvenientes”, ha recomendado Jordi Jo, de Segundamano. Eso sí, procura quedar en sitios concurridos, de día, si necesitas probar WiFi busca una cafetería que lo ofrezca…

Otra opción muy utilizada es el contrareembolso: se hace el envío por Correos, quien cobra al comprador y después paga al vendedor. La ventaja es que ambos se aseguran de recibir artículo y pago y hay una entidad oficial entre ambos, pero tiene un coste añadido. Por otro lado, Selltag no lo recomienda para los vendedores, ya que “si el comprador no recoge el producto, pierdes el dinero del envío que ya pagaste”.

Tanto Segundamano como Selltag han coincidido en desaconsejar los pagos a través de Western Union, MoneyGram, Bidpay y transferencias bancarias, especialmente si el vendedor dice que sólo acepta estas modalidades.

Finalmente, una de las plataformas más aclamadas por todos es PayPal, ya que la transacción es inmediata, el vendedor es quien soporta las comisiones y en caso de reclamación o disputa, median entre ambos. Paypal cobra una pequeña comisión por recibir el dinero “pero es el precio a pagar por tener un modo seguro de cobro”, según Selltag.

Consejos generales para comprar tecnología de segunda mano

Fotografías. Si el vendedor sólo cuelga fotos oficiales del modelo y no fotos del producto tomadas por él mismo, pídele que te las muestre. También puedes buscar esas imágenes en Google (cómo buscar por imagen en Google) para comprobar que no te estén engañando con fotos bajadas de Internet. Para rizar el rizo, puedes pedirle que te mande una foto del terminal junto a un papel en el que ponga la fecha o algo por el estilo.

Aspecto exterior. Comprueba que el dispositivo no presenta golpes, arañazos o muescas que impidan su funcionamiento. Si no eres demasiado exigente, puedes utilizar un equipo aunque tenga algún pequeño desperfecto exterior (la belleza está en el interior, dicen), pero piensa que un producto con un aspecto cuidado habla bien del uso que realizó su propietario.

Batería cargada. Si el dispositivo utiliza batería y la compra es en persona, pídele al vendedor que lo traiga cargado para que puedas comprobar que funciona.

RAM y procesador. En ordenadores, smartphones y tabletas, la combinación de procesador y RAM determina en gran medida si el hardware está preparado para funcionar con la última versión de sistemas y programas. Para saber si tu dispositivo está o no obsoleto, mira la potencia media de los aparatos actuales para escoger modelos que no estén demasiado alejados de esos parámetros.

Factura y titularidad. Si el vendedor conserva la factura y papeles originales de la compra, mejor, porque son necesarios para ejercer la garantía. Si el dispositivo tiene menos de dos años, debería tenerlos. Pide también un documento que certifique la transacción para poder acreditar la titularidad en el futuro de ser necesario.

Garantía. Pregúntale al vendedor si aún está en garantía. La garantía española es de 2 años pero sólo se presume que el fallo es de fábrica durante los primeros seis meses, o sea que lo que ocurra en los otros 18 es un terreno algo pantanoso. Normalmente hay que reclamar al vendedor original y no al fabricante. Si el dispositivo es importado, piensa que si tienes que reclamar la garantía va a ser mucho más complicado. Ten en cuenta también que golpes, daños por agua y cualquier tipo de manipulación anulan la garantía. Además, en muchos casos no te aceptarán la garantía si el dispositivo se ve dañado aunque el problema que quieres reparar sea de otra naturaleza.

Sé consciente de lo que estás comprando. Aprende a leer una hoja de especificaciones. Puede que el vendedor no te haya estafado sino que tú no tenías claro qué clase de dispositivo estabas comprando. Por ejemplo, un teléfono de gama baja es un dispositivo más modesto que un gama media o alta, así que si su rendimiento no es óptimo no quiere decir que te hayan timado, sino que deberías haber escogido otra clase de terminal que se adecuase más a tus expectativas.

Comprobar el precio de mercado. Comprueba a qué precio se puede adquirir el dispositivo nuevo (que no el precio de salida, porque probablemente se haya devaluado si es de hace tiempo) para evaluar si te compensa más comprarlo nuevo.

Comprobar la reputación del vendedor. En un apartado anterior (sistemas de confianza) tienes más información sobre esto.

Desconfía de gangas. Si el precio es ridículamente bajo, o está estropeado (quizá lo venden para piezas, pero deberían especificarlo) o es robado.

Comprar móviles de segunda mano

Comprar tecnología de segunda mano

Sistema operativo: no sólo debes fijarte en esto para elegir uno que te guste, sino que debes tener en cuenta que si el modelo es muy antiguo, es posible que ya no lo puedas actualizar a las versiones más recientes. No es raro que teléfonos móviles de hace más de un año dejen de recibir actualizaciones de software. Actualmente (junio 2015) los sistemas operativos móviles más recientes son Android 5.1.1, iOS 8.3 y Windows Phone 8.1.2 (se espera que Windows 10 unifique tanto ordenadores como dispositivos móviles).

Pantalla táctil: La pantalla táctil puede haber sufrido especialmente por lo que es conveniente comprobar si responde correctamente al tacto, en diferentes partes de la pantalla. Si la pantalla está rota y el usuario lo vende advirtiendo de que necesita una reparación, pídele que especifique la avería: cambiar sólo el cristal exterior es mucho más barato que reparar la pantalla líquida inferior.

Batería. Es el apartado que más se resiente del uso en un teléfono, así que por eso hace obligatorio preguntar cuánto tiempo de uso tiene. Si la batería es intercambiable en vez de integrada, mejor, porque puedes comprar una nueva si es necesario. Para ello también debes informarte de si el fabricante todavía las comercializa.

Móvil libre o bloqueado. Lo mejor es hacerse con un móvil libre. Punto. Que el teléfono sólo pueda usarse con una compañía es una desventaja se mire por donde se mire. Puede que no te importe porque coincida con tu operadora, pero si tiempo después quisieras cambiarte de compañía y tú no eres el comprador original, es más difícil liberarlo. El propietario original sólo tiene que enviar una solicitud a la operadora con el IMEI del teléfono y otros datos para que le faciliten los códigos de desbloqueo, y es gratis (excepto con Vodafone, contra la que existe una demanda colectiva por ello), así que pídele que lo libere.

Puerto miniUSB/de carga. Si es posible enchufarlo para comprobar que cargue, mejor. Puertos dañados/hundidos/deformados son un problema habitual en teléfonos que tienen cierto tiempo de uso.

ROMS. Aunque no tengas pensado “trastear” con el teléfono, pregunta si ha sido modificado de alguna manera, como instalando una ROM personalizada en Android. Esto invalida la garantía.

Tamaño. Las fotos pueden engañar. Pregunta cuántas pulgadas son si el vendedor no lo especifica y si no tienes muy claro a qué equivale, puedes pedirle una foto junto a un objeto de referencia. Ten en cuenta que la superficie de un DNI equivale a 3,5 pulgadas aproximadamente.

Código IMEI. Viene en el teléfono (normalmente debajo de la batería), en la caja y en la factura original. También se puede conseguir pulsando ‘*#06#’ más la tecla de llamada. Con esto puedes comprobar que el dispositivo que tienes en las manos y el que aparece en la factura son el mismo, para por ejemplo reclamar una garantía si es necesario. Este código también puede servir para comprobar que no se trata de un dispositivo robado, ya que existen webs que recopilan listados con esos datos.

Móviles importados. Si el vendedor compró el móvil en el extranjero (China, Estados Unidos…), sus bandas de frecuencia podrían no ser compatibles con las de España, por lo que aquí no tendrías cobertura. Las bandas de frecuencia que se usan en España son: GSM, 900 y 1800 MHz; 3G, 900 y 2100 MHz; y 4G/LTE, 800, 1800 MHz y 2600Mhz. Asegúrate también de que el enchufe del cargador te sirve.

Daños por agua en iPhone. Algunos modelos de iPhone tienen un “chivato” (en el iPhone 6, en la ranura de la tarjeta SIM) que estará de color rojo si el terminal ha tenido contacto con líquidos y por tanto se ha anulado la garantía.

Cuidado con las réplicas. Hay marcas chinas que copian teléfonos a la perfección… en el exterior. Ten en cuenta que la mayoría de teléfonos de marcas conocidas (Sony, Samsung, LG, HTC) utilizan procesadores Snapdragon, mientras que MediaTek está muy extendido en los teléfonos chinos. No obstante, no siempre es así: algunos smartphones de la española BQ montan procesadores MediaTek. En definitiva, lo mejor que puedes hacer es buscar en Internet las especificaciones originales de ese modelo para contrastarlas con las que se anuncian.

Comprar consolas de segunda mano

Comprar tecnología de segunda mano

Pídele al vendedor que resetee el dispositivo a los parámetros de fábrica. Si estás comprando en un establecimiento especializado, como Cash Converters, probablemente ya lo tengan reseteado. Así podrás registrarte con tus propias credenciales en los servicios online de Xbox o PlayStation.

Fíjate en el tamaño de la memoria. Algunas consolas antiguas tenían muy poca memoria, así que si resulta escasa y el vendedor no incluye discos duros externos o tarjetas, podrías tener que comprarlos aparte, con lo cual no ahorrarías tanto.

El lector, la parte más vulnerable. El lector se va desgastando con el uso de forma muy lenta. Con el tiempo dejará de leer los discos más desgastados y terminará por no leer ningún juego. Debes saber también que algunas Xbox One han presentado fallos en el lector, así que sería bueno poder comprobar que funcionan como deberían.

Mandos. Comprueba que se enlazan correctamente con la consola y que todos los botones y sticks funcionan.

Fuente de alimentación. Presta atención a los cables de la corriente y a los enchufes para evitar que haya “zonas quemadas”.

Piensa en la oferta de juegos. Piensa en si sabes dónde encontrar juegos para esa consola. La ventaja es que, a menos de que se trate ya de objetos de coleccionista, los títulos para las dos generaciones anteriores a la actual (Xbox clásica y Xbox 360, PS2 y PS3, la primera Wii…) son bastante baratos.

Pantalla táctil. Si es una Nintendo DS u otro tipo de consola con control táctil, pruébalo durante un rato repasando diferentes partes de la pantalla. Asegúrate también de que te entregan el lápiz táctil: se pueden comprar nuevos muy baratos, pero no es una sorpresa agradable llegar a casa y encontrarnos que nos falta si pensábamos que estaba incluido.

Comprar ordenadores portátiles de segunda mano

Comprar tecnología de segunda mano ordenador segunda mano

Sistema operativo: ocurre igual que con los móviles. Fíjate en la versión del SO para asegurarte de que recibirá soporte y actualizaciones. Actualmente, Windows XP ya no tiene soporte. Vista y W7 reciben todavía soporte extendido, según la página oficial.

Accesorios originales. Asegúrate de que el vendedor incluye los cables originales y de que éstos no tienen desperfectos importantes.

La pantalla, de lo más caro. Si accedes a comprar un portátil con algún desperfecto y éste se encuentra en la pantalla, debes saber que es una de las piezas que más cuesta reparar. Puede tratarse sólo de unos pocos píxeles muertos o de algo más grave, pero ten en cuenta que para utilizarlo vas a estar mirando a la pantalla. Comprueba que se vea clara, sin una especie de “neblina” gris/rosada. Revisa las bisagras.

Duración de la batería. Al igual que con los móviles, la batería es uno de los apartados que más se resiente por el uso. No aceptes un portátil cuya batería no alcance al menos una hora de uso, a menos que estés dispuesto a utilizarlo siempre conectado. Vigila también que el adaptador funcione.

Nombre completo del modelo. Pide al vendedor que te dé el nombre exacto del modelo para poder buscar los detalles (de especificaciones y lanzamiento) y asegurarte de que no estás pagando un precio demasiado cercano a un portátil nuevo.

Puertos USB y CD. Si lo puedes probar en persona antes de comprarlo, llévate un dispositivo USB para comprobar que los puertos USB funcionan. Si el portátil tiene lector de CDs llévate también un DVD o CD para hacer lo mismo.

Observa si hay abolladuras o golpes en las esquinas. Quizá en un primer vistazo se te puedan pasar las más sutiles, pero a los técnicos que evalúan si entra en garantía seguro que no.

Comprueba que se conecta a Internet. Puedes hacerlo quedando en una cafetería con WiFi o utilizando tu conexión de datos móviles como WiFi portátil (Tethering).

Cógelo con las manos: los más antiguos suelen ser más pesados. Comprueba que no suenen piezas sueltas en el interior.

Comprueba que el teclado responde correctamente, así como el touchpad, y revisa que éste no se caliente demasiado al poco tiempo de uso.

Comprar cámaras de segunda mano

Cámara segunda mano comprar tecnología segunda mano

Cuerpo de la cámara. Aparte de golpes, que es evidente, te tienes que fijar en el “cuerpo”, que se le haya hecho un mantenimiento apropiado. Para ello retira el objetivo y mira que no haya mugre dentro del cuerpo ni en el objetivo. Asegúrate de que el espejo esté limpio y no tenga manchas de dedos. Si puedes, usa un trocito de algodón para comprobar que el espejo está en su sitio. Alguna gente al limpiarlo lo suele romper y si se vuelve a pegar pueden quedar manchas del pegamento. Estas manchas no afectan a la calidad de la imagen, pero te irritarán cada vez que hagas una foto. Además puede que no lo hayan pegado “alineado” y que lo que veas por el buscador no sea lo mismo que se fotografía. Ejemplo: apuntas a una casa, la encuadras con el buscador, pero la foto te sale torcida o la casa no encuadrada.

Ten en cuenta que hay golpes que descubras en el cuerpo que pueden no parecer graves. Pero pueden dañar el mecanismo interior. Esto es muy grave, puede que la cámara te funcione sólo días y luego se muera. Y hablando de cosas que se mueren…

Baterías. Al igual que con cualquier otro dispositivo, las baterías, aunque la tecnología haya evolucionado bastante, pueden estar muy viejas. Lamentablemente, no hay forma de saber lo bien que  están. Así qué siempre será recomendable comprarse unas nuevas. Y si te compras una cámara muy antigua, lo más probable es que vaya a pilas y no con batería. El modo de carga de las baterías es otro factor a tener en cuenta. ¿se cargan por separado o en la misma cámara?

Lente. Mira que no esté rayado o picado y que no tenga manchas. Por diminuto que sea, puede salir después en la foto.

Número de disparos. Cada cámara está fabricada con un máximo teórico de disparos que viene predeterminado de fabrica, y cuando supera ese límite en teoría la cámara muere. Pero esto no siempre es así: se hicieron pruebas con modelos de Nikon y Canon que aguantaron más disparos de los que estaban marcados. También depende del factor en qué se utilice; una cámara que se usa constantemente para largas exposiciones querrá morir antes porque el sensor se ve más afectado.

Si lo que buscas es una cámara con film, los consejos anteriores también se aplican. En este caso mira que el formato del rollo fotográfico no te de problemas de disponibilidad o precio.

¿Se te ocurre alguno más? Dilo en los comentarios para poder añadirlo en la lista :)

About Blanca Pou

Periodista. Si te gusta lo que hago, sígueme en Twitter en @BPouS :)

One comment

  1. Hola amigos gracias por los consejos e informar a las personas que apuestan por productos de segunda mano que están funcionando perfectamente,,, de esa forma contribuimos con la sobrexplotacion de los recursos naturales que nuestro planeta nos regala y no podemos maltratarle.
    PARA LO CUAL TAMBIEN HE COLOCADO UN LUGAR O WEB DONDE podamso intercambiar, comprar, vender, compartir nuestros artefactos y todo producto que creamos conveniente hacerlo, bueno les dejo la direccion y espero cada dia creZCA VUESTRA CYBER-ECOTIENDA.ECOLOGICA.
    gracias a todos por su preferencia. att T.ecologica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>